jueves, 24 de noviembre de 2016

...Y SI JUGAMOS A CONSTRUIR NUESTROS JUGUETES


Hoy nos toca hablar de juguetes, de su uso y por qué no de sus características, ¿a quién no le gustan los juguetes? Creo que a todos y todas nos gustan los juguetes y divertirnos con ellos.
El juguete como estímulo es un recurso que favorece la motivación y la estimulación de los niños y el desarrollo de sus habilidades y capacidades.
En estos días nuestras alumnas de FP GRADO SUPERIOR DE INFANTIL, andan trabajando varios niveles el tema de los juguetes:
El marco teórico, el marco educativo, el legislativo, el publicitario y por último y no menos importante la construcción de sus “propios juguetes”.
Esta entrada al blog os presento el resultado de “hacer tus propios juguetes”.
Previo a la realización de esta actividad de clase, entre las alumnas se propone un tema a debatir. ¿Qué juguete de tu infancia recuerdas con más ternura? Y a partir de un previo debate proponemos hacer, construir nuestros propios juguetes y luego “donarlos a una tienda de juguetes muy especial qué está en pleno proceso de construcción” (la próxima entrada) os contaremos como es esta tienda de juguetes.

             "Un juguete  bueno es aquel que sin ser nada concreto puede ser todo" ( Francesco Tonucci).

  
La actividad: los requisitos de esta actividad, son los siguientes: utilizar material reciclado o parte de juguetes antiguos que No estén en buen uso o No sean ya recomendables seguir jugando con ellos. Desde la escuela infantil es el mejor lugar para concienciar a los adultos y a nuestros alumnos del respeto al medio ambiente e intentar frenar todo lo posible la actividad consumista de esta sociedad.

Objetivos:
-     Cuidar el medio ambiente, respetar la naturaleza y transmitir el valor del reciclaje a nuestros alumnos y alumnas.
-       Frenar la actividad consumista de nuestros alumnos.
-       Valorar la creatividad de realizar juguetes con materiales reciclados
-       Disfrutar de la construcción de juguetes en familia y en el aula
-       Fomentar la capacidad emprendedora de nuestros alumnos.

Desarrollo de la Actividad
Esta actividad va destinada a los alumnos del Ciclo Superior de Educación Infantil, está diseñada para ellos, para su FORMACIÓN, ya que creemos firmemente qué “Sin experiencia no existe aprendizaje”, la experiencia de experimentar es lo que realmente te hace aprender.
Recursos Materiales: tampones, botones, lana, cartón, plástico de las botellas de refresco, tela, cera, pintura de dedo, latas de leche materna. Etc.

A continuación, os presentamos algunas de las imágenes de los juguetes que han construidos nuestras alumnas y nuestros alumnos.







lunes, 14 de noviembre de 2016

EXPERIENCIAS EDUCATIVAS EN FORMACIÓN PROFESIONAL: ACTIVIDADES, RECURSOS

Sin experiencias no existe la posibilidad de aprendizaje”; si no experimentamos no aprendemos, así somos y así aprendemos;
La Formación Profesional es sin lugar a dudas la etapa educativa-formativa para experimentar y aprender; de hecho, sin las “Prácticas en los Centros de Formación” la “Fp” se quedaría en vacía, sería una etapa educativa repleta de información, pero no de aprendizaje y de formación en Competencias Profesionales.
Las Familias Profesionales ofrecen la posibilidad de aprender a través de los módulos profesionales y formativos, pero no todas las familias profesionales cuenta en su Currículum Formativo el Módulo de Habilidades Sociales.
Afortunadamente algunas familias profesionales contamos con esta formación; aunque creemos que debemos trabajar el contenido de este Módulo en todas las familias profesionales que a priori puede resultar obvio e innato pero los profesionales deben contar entre sus actitudes y aptitudes las habilidades sociales necesarias para trabajar, cooperar, servir, ayudar, asistir, competir, emprender, innovar y destacar en el mundo profesional sin menospreciar el trabajo de sus compañeros y del resto de los trabajadores de una empresa.

En Fp de Grado Superior de Educación Infantil tenemos la gran suerte de poder trabajar las habilidades sociales con los futuros educadores, creemos y trabajamos en pro de fomentar las habilidades sociales y el lenguaje positivo con nuestros alumnos para que ellos luego en los Centros Infantiles puedan hacerlo; eso sí primero en mí y luego podré trabajarlo en los otros.
 Os presentamos algunas actividades relacionadas con la afectividad en la FP y el lenguaje positivo.

1.     EL Árbol de los Deseos

Si algún elemento representa la vida es el árbol y en él durante siglos se ha representado los deseos que podemos tener las personas.
Objetivos:   Fomentar la cooperación y la ayuda entre los alumnos.
                    Empatizar y saber ser asertivo con mi compañero.
Recursos: Necesitamos material fungible para hacer un árbol y para colgar los deseos de buena voluntad con mi compañero.

Desarrollo de la actividad: Esta actividad la podemos hacer a lo largo del curso y se puede adaptar dependiendo de las emociones o habilidades sociales que quieras trabajar con tus alumnos.
En este caso en concreto la vamos a trabajar aprovechando que se acerca la Navidad, como buenos propósitos y deseos para con mi compañero de aula, empatizar con su carácter, hacerle ver que no está sola o solo en este viaje
Cada alumno dibujará y confeccionará una bola de navidad y en ella escribirá, dibujará aquello que desea que su compañero de aula mejore y prepare para mejorar la convivencia en el aula y en el grupo de clase.
Adaptación: Esta actividad la puedes adaptar al tipo de emociones que quieras trabajar y a las habilidades sociales que quieras fomentar en el grupo- clase.
Se puede colgar bolas cargadas de sueños y buenos propósitos a nivel individual y grupal

Creemos que es importante trabajar este tipo de actividad en el aula para que luego en el mundo laboral las puedan trabajar con sus compañeros y con sus futuros alumnos.




Responsabilízate plenamente de tus acciones, sentimientos y pensamientos. ( Claudio Naranjo)

martes, 8 de noviembre de 2016

"DEGUSTACIONES DE MINDFULNESS EN FORMACIÓN PROFESIONAL"¿ ES POSIBLE?

¡Vale!, nos gusta mucho la revolución de “poner nombre a las emociones”, como sabemos el cerebro humano es bueno para aprender, pero es más perezoso para cambiar patrones de pensamientos y de rutinas. La intención de mindfulness es abrir caminos a hacia formas sencillas de la quietud de la Mente.
¿Tiene sentido trabajar este tipo de técnica en la escuela?
Pues bien creemos que primero tendremos que integrarlos en nosotros, si, en los educadores y profesores, de nada sirve enseñar aquello que no llevas a la práctica en tu día a día.
Trabajar la atención plena de tu vida, observar tus sentimientos y tus percepciones no es fácil ya qué como todos vivimos inmersos en una vida muy rápida.
¿Te has parado a observar como comes, como bebes agua? ¿De color son tus emociones cuando conduces?
Está de moda utilizar la palabra” Innovación”, está de moda “utilizar nuevas técnicas en el aula”, pero desde nuestra humilde opinión esta práctica no será eficaz sino las tienes integrada en ti, en tu persona.
No obstante, somos creyentes que un cambio global se está produciendo en nuestra sociedad y los cambios de conciencia se están produciendo, despacio p
¿Trabajar la atención plena en los Técnicos Superiores de Educación Infantil?
Es verdad, puede parecer una locura la introducción de esta práctica en la formación profesional de los futuros educadores, pero la escuela necesita a los mejores profesionales educativos, a personas con vocación y la mejor formación, la FP es sin lugar a duda el mejor espacio para trabajar al profesional desde tres perspectivas: personal, profesional y dotar de las mejores unidades de competencias.
La mente está acostumbrada a sobrevivir, a vivir con más intensidad lo menos bonito, la mente humana tiene el don de predecir el futuro, escoge algunos pensamientos del pasado y los utiliza para producir una realidad, así el miedoso estará más predispuesto vivir miedo e intensidad su futuro y se olvidará de su don personal que tiene, el valiente vivirá con más arrogo su vida, pero de igual manera se puede olvidar de vivir su presente.
Degustación de ejercicios de la introducción del Mindfulness.
Este post os presentamos algunos pequeños ejercicios que hemos trabajado con nuestros alumnos en el Ciclo Formativo Técnico Superior de Educación Infantil
1.    Para este primer ejercicio de ATENCIÓN PLENA solo necesitamos: una manta y las ganas de vivir esta experiencia de atención plena del presente.
Objetivo: Sentir la respiración, respirar correctamente.

Desarrollo del ejercicio:
Intentamos trabajar en el suelo, les decimos a nuestros técnicos que coloquen sus mantas o estirillas en el suelo, a continuación que adopten su cuerpo en la posición de la rana, para sentir bien la postura corporal, le reconducimos para que se concentren en la respiración, sentir y centrarse en ella, llevar a la mente a la respiración, unos minutos en silencio y les guiamos hacia su respiración, con cuidado y sin juzgar e intentando que se observen su respiración
Tras esos minutos previos, les indicamos que presten atención al sonido externo de su cuerpo, que observen sin juzgar lo que oyen.

Para terminar este primer ejercicio hacemos una reflexión común, cada participante os dirá que ha sentido y como lo ha vivido, todo esto sin agobios ni obligarlos a pronunciarse en voz alta.

*Con la práctica de este ejercicio tan fácil, intentamos que la mente se tranquilice un poco y  si lo practicamos cada día, consiguiéremos la quietud de la mente para luego conseguir esta práctica parte de la integración diaria.


     “Hasta que lo inconsciente no lo haga consciente,el subconsciente seguirá dirigiendo su vida y usted lo llamará destino” (Carl. Jung) 

 




2.    “Oler una manzana”
Objetivo: Observar los alimentos con los que cada día nos alimentamos.

Nuestros Técnicos educativos, cada día en su trabajo en centros infantiles ayudan y participan en la hora de la comida, cada día educan a sus alumnos en el buen hábito de alimentarse, la importancia de la comida, pero ¿utilizas el tiempo que es necesario para comer? ¿le das la importancia necesaria a la comida?;
¿para qué trabajar con una manzana? Pues bien hemos utilizado una manzana para trabajar la Atención plena porque es un alimento que casi todos los niños a cierta edad conocen por sus propiedades y cualidades alimentarias y además porque nos permite centrarnos y conseguir el objetivo que nos hemos marcado.

Desarrollo del ejercicio:
 Esta actividad la podemos realizar justo después del anterior ejercicio, aprovechando que hemos conseguido relajar a nuestros alumnos y ya están más centrados en el aquí y ahora, empezamos a trabajar la observación de “una manzana”, le vamos guiando en dicha observación, por ejemplo: le pedimos que se fijen en el color de la manzana, la forma, el olor, el tacto de la pieza de fruta, le indicar que cierren los ojos para ver que sensaciones obtienen al tocar la pieza de fruta.

Le podemos invitar a nuestros alumnos que reflexionen sobre que han experimentado y como han vivido este ejercicio.


* La práctica de la atención plena la podemos utilizar en “TUTORÍAS” desde la etapa de infantil hasta bachillerato y por supuesto en Formación Profesional, en cualquier familia profesional, mantener la mente serena es la mejor inyección para realizar nuestro trabajo , con más serenidad y con más creatividad.
“Creemos que la práctica diaria de la meditación en las aulas y llevarlo a cabo desde las etapas educativas más bajas, nos ayudaría a bajar y mucho el grado de acoso escolar de los últimos años, a rebajar el fracaso escolar y sobre aliviar todo el estrés laboral y profesionales.


Por último, sin ser lo menos importante, te invitamos a realizar pequeños ejercicios en tu día a día de atención plena, nosotros lo trabajamos y vemos resultados en nuestros alumnos y en nuestra salud mental.

    



 


“Una mente calmada trae fortaleza interna y autoestima, eso es muy importante para la salud mental” (Dalai Lama)

miércoles, 2 de noviembre de 2016

"HUBO UN TIEMPO EN QUE LOS NIÑOS TENÍAN TIEMPO"

“Tradicionalmente jugábamos en la calle “, ¿te acuerdas?, aunque haciendo honor a la verdad, sigue existiendo esa posibilidad en algunos barrios y pueblos pequeños, hemos pasado de pasar toda la tarde con nuestros amigos en la calle jugando y aprendiendo a convivir, a defendernos por sí solos a todo lo contrario.
Los menores de este tiempo apenas juegan en la calle, los puedes ver en parques o en actividades extraescolares; muchas son las circunstancias que se han producido a lo largo de los últimos años, para llegar a este hecho tan evidente. “Los niños y las niñas no juegan solos en los barrios”.
Creo que no hace falta enumerar las circunstancias que nos ha conducido hasta llegar aquí, pero lo cierto es que los juegos tradicionales casi que están perdidos, aunque existe aún una posibilidad, utilizar los patios escolares, los espacios controlados o vigilados por adultos para que nuestros pequeños puedan jugar a lo que tradicionalmente hemos hecho y lo recordamos con tanta” nostalgia placentera”.
Los juegos tradicionales no se pueden perder en el olvido, una de las labores fundamentales de los docentes, educadores, padres, escuelas de padres es esa, hacer uso de este tipo de juegos para que pasen de generación a generación.
No deja de ser cierto que algunos de los juegos tradicionales, vistos con una visión actual no son recomendables para nuestros niños, porque pueden que no fomenten valores positivos, el caso de algunas canciones tradicionales como “al pasar por el cuartel”, le dedicaremos otro post al análisis de ese tipo de canciones que no fomentaban precisamente la igualdad de género.
Desde la Formación Profesional y más concretamente desde el Ciclo de Formación Superior En Educación Infantil, trabajamos los contenidos y conceptos a través de la actividad lúdica, de ahí la importancia de fomentar, los juegos, jugar y con ellos fomentar la empatía, el respeto, el saber guardar turno, la risa, la magia de jugar y sobre todo “compartir jugando.
A nuestros “educadores-alumnos” les tenemos que ofrecer la posibilidad de aprender jugando y jugar para aprender; recientemente hemos disfrutado de la posibilidad de jugar en clase a los “juegos tradicionales” en nuestras alumnas del ciclo de Fp han presentado distintos juegos tradicionales, de nuestro entorno y algunos aprendidos de sus abuelas y familiares más mayores, otros juegos eran aquellos que ellas han jugado alguna vez con sus amigas en sus barrios.
Hemos jugado a la “gallinita ciega”, al “escondite”, a la “rayuela”, al pañuelo, a la rueda, a la comba y a muchos más juegos.
Hoy necesario y vital que nosotros los educadores fomentemos el juego, nuestros alumnos aprenden mucho mejor de una manera lúdica, divertida.

                       “Sin emoción no hay aprendizaje”

Lo más divertido ha sido ver como nuestras alumnas se divertían y comprendían la importancia de jugar y

                                     “Aprender jugando”



A continuación, te muestro algunas fotos divertidas de los juegos que hemos jugado en clase en estos días.