viernes, 29 de enero de 2016

PINTAR EMOCIONES




Es nombrar adolescencia y a casi todos nos viene a la cabeza “conflictos”, no descubro  nada nuevo cuando digo que la adolescencia es la antesala de todos los conflictos que tendremos en nuestra juventud y en nuestra madurez, numerosas técnicas existen para modificar, moldear la conducta de nuestros jóvenes, adolescentes que se pierden en el camino, ya que están en el cruce de camino entre la niñez y la juventud, “para unos son pequeños y para otros son ya lo suficientemente grandes como para actuar con madurez”.
Trabajar con ellos es todo un reto, cada adolescente es único y con él lleva una mochila de  inseguridades, que no saben ponerle nombres, muchos de ellos no saben muy bien lo que siente y sí se permiten sentir, cada diez minuto siente algo diferente, pasan del odio a te quiero en décima de segundos y están lo suficientemente estresados que no saben muy bien cómo actuar.
Todos sabemos que los mayores conflictos son con los padres y con el entorno más próximo; la escuela, los centros educativos están rebosados de adolescentes dotados de creatividad y no saben qué hacer con ella, muchos de ellos desconocen sus dones y sus frustraciones se reflejan en sus notas académicas o en su relación con sus iguales, profesores y por supuestos con los padres.
El dibujo es un medio de comunicación idóneo para nuestras emociones, nos permite pintarlas de colores, camuflarlas a través de casas, animales o simplemente a través de líneas con sentidos o sin sentidos podemos expresar todo lo que no sabemos decir o no nos atrevemos.
Con la palabra se construye sueños, ya que nuestros pensamientos se nutren de ellas, para muchos de nuestros adolescentes expresar lo que  sienten con total libertad en un mural es dejar fluir todo el batiburrillo de sentimientos internos.
Os quiero presentar algunas de las actividades que podemos hacer a nivel educativo tanto como  padres , profesores con nuestros adolescentes de una manera divertida y dotada de creatividad para resolver y poner “nombre y apellidos a sus emociones”.
Los objetivos de estas actividades son:
1. Identificar nuestras emociones a través de nuestros dibujos y las palabras
2. Descubrir nuestro potencial interior.

El material que necesitamos es papel de diferentes tamaños y formatos, colores, lápices de colores y un espacio tranquilo y música clásica de fondo para que nuestros alumnos, adolescentes se conecten a sus emociones.
Una primera actividad puede ser dibujar un corazón y preguntarle a quien tienen dentro de él o de ella
Otra actividad es dibujo libre que nos dibujen aquello que siente en ese momento para luego nos cuente cómo se siente, o bien decirles palabras y que dibujen esas palabras….
Las actividades con pintura y las palabras pueden ser inmensas y se pueden adaptar a cualquier emoción que queramos trabajar con nuestros niños.
A continuación os muestro algunos de los dibujos y murales que están haciendo nuestros alumnos `para trabajar las emociones y sobre todo las habilidades sociales como la asertividad, la tolerancia a la frustración que son tan importantes para construir la identidad y personalidad de nuestros alumnos.

     

El dibujo es una disciplina o actividad que podemos fomentar en los niños en cualquier lugar, 
con él aprenden a concentrarse,  observar y  desarrollar sus habilidades 
Dibujos de una de nuestras alumnas, expresa su creatividad y sus emociones en este dibujo libre.        

Este mural es la construcción de un sueño, de uno de otro de nuestros alumnos.

¡Ellos disfrutarán y poco a poco irán descubriendo un potencial 
para expresarse y desarrollar su creatividad!



email de contacto: mercechicla3@gmail.com

martes, 26 de enero de 2016

PARA QUE SON LAS MANDALAS


¿Qué son las mándalas?
Las mándalas son un sistema de estructuras geométricas ensambladas que crean un conjunto de estímulos y representaciones de colores y formas que actúan en la persona que lo trabaja y lo observa como estímulo para concentrarse y genera energía, brindando equilibrio emocional.
Carl.G. Jung las utilizó en terapias con el objetivo de alcanzar la búsqueda de la individualidad y representa la totalidad de la mente.

En Oriente ni se sabe cuando se empezó a utilizar para buscar el equilibrio interior; recientemente llegaron a Occidente y las podemos trabajar y utilizar con nuestros niños, ancianos, jóvenes y en general con todo el mundo, nos ayudan a equilibrar emociones, a encontrar la conexión con nosotros mismos;

Los pedagogos y maestros de la nueva era los utilizan, nos cuentan que son una práctica pedagógica y terapéutica de desarrollo integral, alternativa y complementarias, naturales, flexibles e incluyentes que involucran al alumno o paciente.
¿Cómo las utilizamos?
Las podemos utilizar tanto en el terreno de la salud como en el terreno educativo, con niños introvertidos, niños que presentan problemas de concentración, de atención dispersa, para los niños con Síndrome de Asperger, y TDAH,con niños con Altas Capacidades, Síndrome de Down, para desarrollar su creatividad dormida, para serenar sus emociones y a expresar con equilibrio sus emociones y sentimientos, para relacionarse con el mundo exterior, con las personas que los rodean,
Con ancianos con pérdidas de memoria, con alzhéimer, etc.Para los jóvenes que no saben muy bien quiénes son y qué camino elegir
Con personas que han sufrido alguna pérdida o necesitan encontrar su equilibrio interno.
Para los educadores/as; es una herramienta y práctica educativa  que les ayudará a trabajar con sus alumnos a nivel interpesonal, lograrán acceder y entender mucho mejor a los alumnos/as que presenten algún conflicto emocional a lo largo del curso escolar, una herramienta para desarrollar la creatividad de sus alumnos y poder guiarles en su camino personal y educativo.
Mi experiencia personal
En estos últimos cursos las he trabajado en clase con mis alumnas en talleres formativos, los resultados han sido asombrosos, no dejaban indiferente a ningunas de ellas;
Han experimentados en ellas, el poder sanador de la realización de mándalas, de pintar, colorear algo tan fácil como figuras geométricas con distintos colores, de forma intencionada, es decir desde el centro de la mándala hacia el exterior y al contrario.
Después en su período de prácticas de empresas, algunas de mis alumnas lo han desarrollados en clases con sus alumnos de Educación Infantil, y los resultados nuevamente no han dejado indiferente a nadie, alguna alumna ha conseguido que alumno  de Infantil no sabían cómo expresar y canalizar sus emociones a través de la realización de las mándalas estos pequeños han conseguido equilibrar su mundo interior……   


Sí estáis interesados/as en aprender a utilizar y trabajar las mándalas a nivel individual o con vuestros hijos, nietos, primos o alumnos, no dudéis en escribirme un email, para daros asesoramiento o para planificar algún taller para trabajarlo a nivel formativo o a nivel educativo….

mercechicla3@gmail.com